sábado, 23 de noviembre de 2013

Raymond Carver. ESPERANDO

Dejas la autopista y
bajas la colina. Una vez
abajo, giras a la izquierda.
Sigues orientado a la izquierda. La carretera
hará una Y. De nuevo a la izquierda.
Dejas una cala a la izquierda.
Sigue en la misma dirección. Justo antes
de que se termine la carretera, verás
otra carretera. Coge ésa
y no otra. Si no,
arruinarás tu vida
para siempre. Hay una casa de madera
con un tejado frágil a la izquierda.
No es ésa la casa. Es
la siguiente, justo sobre
una elevación. La casa
en la que los árboles se inclinan
cargados de fruta. Donde crecen el flox, la forsitia
y la caléndula. Ésa es
la casa en la que una mujer
permanece a la puerta
con el sol en su pelo. La que
ha estado esperando
todo este tiempo.
La mujer que te quiere.
La que puede que te diga,
"¿Dónde te has metido?"



No hay comentarios: